CINTURONES

Cinturones profesionales para policías y militares. Cinturones profesionales.

Subcategorías

¿Es necesario usar un cinturón especifico para los profesionales de la seguridad?

Dentro del mundillo del equipamiento policial y seguridad privada, los cinturones profesionales son una herramienta imprescindible por lo que le supone a los usuarios contar con un instrumento que les facilite el soporte a todos sus accesorios y fundas tanto al policía como al vigilante de seguridad.

Las funciones de los cinturones policiales residen en el orden, la carga y el transporte de todas esos accesorios y /o herramientas que los usuarios han de usar en las funciones que desempeñan. El cometido de nuestros cinturones van más allá de los de un cinturón de uso normal, ya que además deben ofrecer seguridad, ergonomía, y accesibilidad a los accesorios de forma rapida y segura.

¿Quién suele utilizar cinturones profesionales?

Normalmentel el cinturón de servicio es una herramienta utilizada de manera muy ámplia en todos los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado o privadas, tanto es así que podríamos decir que estamos hablando de un uso casi absoluto. Así, agentes de policías de los diferentes cuerpos y guardias civiles y vigilantes de seguridad privada, cuentan con cinturones policiales en su día a día como utensilios necesarios aliados para su trabajo, del mismo modo que ocurre con sus homólogos en otros países, e incluso con los ejércitos de todo el mundo.

Además de vigilantes de seguridad  y cuerpos policiales, los cinturones de servicio también gozan de un gran protagonismo en el ámbito de las emergencias. En estos casos, muchas veces, las situaciones en las que ha de echarse mano a una herramienta concreta se viven de manera individual y sin ningún tipo de apoyo, ya que se trata de profesionales que en muchos casos trabajan solos o en pareja  como son los técnicos de emrgencias, lo que hace que la prioridad sea absolutamente imprescindible en cada situación; hablamos, pues del cinturón como de un instrumento esencial también enen el campo de las emergencias.

En la actualidad, son muchos los cinturones tácticos que usan las fuerzas policiales, militares y de seguridad privada de todo el mundo. Existe una gran diversidad de modelos. Muchos los llaman cinturones tácticos, cinturones dobles, cinturones de velcro, pero al final se refieren todos a un mismo cinturón que, aun teniendo muchas variables, es la misma cosas.

Los cinturones tácticos de uso policial o para profesionales de la seguridad, en España, su parte exterior, el que va por fuera, tiene un grosor de 5 centímetros, y el interior de 4 centímetros, permitiendo esta medidas del interior entrar por las trabillas de todos los pantalones profesionales. La idea fue creada, básicamente, para que un cinturón sujete solo el pantalón, y otro … el exterior, sujete todos los accesorios, como walki-talki, grilletes, defensa y todo aquello que puede necesitar el profesional.

¿De que están hechos los cinturones tácticos?

Si hablamos del cinturón policial, es evidente señalar que la calidad tiene que ser alta. Los materiales más comunes y, por otra parte, más exitosos en este campo, son los compuestos por nylon o por cordaje, ya que son materiales ergonómicos, resistentes, y además son lavables. Los cinturones se componen de una hebillas, normalmente con cierre de seguirdad, algunos vienen con dos trabillas para hacer que la parte del cinturón que queda en el interior al doblarlo quede pegada al mismo. El cinturón más vendido en Insigpol es el doble, compuesto de cinturon exterior y de interior, ambos quedan fijados con velcros. El resultado de esto es que el profesional evita así tener que ir subiendose el pantalón, ya que el cinturón interior se mete dentro de las  tirillas del pantalón y el exterior (el más ancho con un ancho de 5 centimitros) no, pues este va por fuera. Así si necesitamos quitarnos el cinturón con todos sus utensilios puestos en el lo podemos hacer rapidamente y seguimos teniendo un segundo cinturón en el pantalón. Este sistema es usado por policías de los Estados Unidos desde hace decadas.

También disponemos de buenos cinturones de cuero para vigilantes de seguridad de alta calidad, y tranquilo que los orificios para anclarlos no ceden, haciendo que el cinturón tenga una vida más larga.

¿Por qué usar un cinturón táctico y no uno convencional?

Con el cinturón doble táctico, evitaremos tener que estár subiendonos constantemente el pantalón, cosa que ocurre debido al peso de todos los accesorios. También por la facilidad que da si nos tenemos que quitar todos los accesorios de encima, pues con un solo clic, ya están fuera.

¿Por qué lo llaman cinturón con velcro?

Porqué lleva velcro, ambos cinturones lo llevan. Lo normal es que el que va por fuera lleve velcro duro y el cinturón interior lleve velcro blando. Pero algunos fabricantes lo hacen al revés, por diferentes criterios.

Algunas formas en las que nominan a estos cinturones tácticos son, cinturón policial con velcro, cinturón con velcro vigilante de seguridad, cinturón policial completo, cinturón táctico militar, cinturón táctico americando, etc. Por cierto, esta última es curiosa, si tenemos en cuenta que los americanos dan de ancho a sus cinturones 6 cms. en lugar de 5 cómo hacemos en España y Europa.

Cinturón con cierre de seguridad.

Además, los cinturones que encontraras en Insigpol, casi todos ellos tienen cierre de seguridad. Esto evita que el cinturón pueda abrirse por exceso de peso causado por los accesorios que van en el, o porqué alguien pudiese tirar del cinturón.

Todos nuestros cinturones tácticos son de color negro, si bien, tenemos cinturones militares color verde, camuflaje, etc. podemos decir que el color negro es el color de los cinturones tácticos por excelencia.

¿Hay recambios de las diferentes partes del cinturón?

En Insigpol nuestros cinturones tácticos todos, tienen piezas de recambio. Esto quiere decir que si se rompe una hebilla, trabilla, o se desgasta el velcro de uno de los dos cinturones que componen el cinturón doble, puedes comprarlos sueltos. De esta forma el comprador se ahorra un buen dinero. Aunque no es corriente, no es imposible que una hebilla o una parte de esta , se pueda partir, si se intenta poner de forma incorrecta y fuera de posición.